Otra vez has caído en la tentación de YouTube…

Esta vez has estado viendo una serie de vídeos de unboxing, y al final has llegado al canal de tu marca de moda preferida. Acaban de publicar la grabación de una transmisión en directo de hace unos días. En el vídeo, una persona influyente famosa nos muestra sus prendas preferidas del verano.

Hay una prenda en particular que te ha llamado la atención y has tenido que comprarla. Por suerte, el vídeo incluía un enlace a la tienda en la sección de la descripción. Y ahí que has entrado.

¿Te resulta familiar? ¡Debería! El comercio por vídeo está en auge y no parece que esto vaya a cambiar. En este artículo, analizamos el concepto del comercio por vídeo, sus ventajas para las empresas y las maneras de gestionarlo adecuadamente.

¿Qué es el comercio por vídeo?

En pocas palabras, el comercio por vídeo es el acto de vender productos a través de contenidos de vídeo.

Si alguna vez has visto un seminario web y has comprado el producto anunciado al final de la presentación o has hecho clic en el botón «Comprar ahora» acto seguido de ver un vídeo en Instagram, has participado en el comercio por vídeo, igual que millones de personas en los últimos años.

En particular, el comercio por vídeo en directo —el acto de vender productos a través de vídeos compartidos en directo— está en auge desde el comienzo de la pandemia de la COVID-19. La venta a través de las transmisiones en directo hoy día es una industria valorada en miles de millones de dólares en China y los expertos prevén su crecimiento a unos 25 mil millones de dólares en EE. UU. de aquí a 2023.

El comercio por vídeo puede parecer una tendencia muy reciente. Pero realmente esta idea ya lleva décadas con nosotros, lo único que ha cambiado es el formato. Por ejemplo, en 1986 se estrenó el canal de teletienda estadounidense  QVC, que presentaba una serie de productos en directo y permitía a los espectadores adquirirlos con una sola llamada.

Hoy en día, el comercio por vídeo suele hacer referencia a los vídeos en línea, pero el concepto de base sigue siendo el mismo.

¿Cuáles son las ventajas del comercio por vídeo?

¿Para qué sirve esta estrategia? ¿Por qué las empresas invierten en el comercio por vídeo? ¿Qué ventajas ofrece? A continuación comentamos tres ventajas principales del comercio por vídeo que debes conocer:

Mejora de la participación

Los vídeos, como es natural, atraen más que un simple texto. Por tanto, es mucho más probable que el público vea un contenido relacionado con el comercio por vídeo que lea páginas web con descripciones de productos. Además, estos vídeos permiten acelerar la transmisión de la información más relevante, lo cual es importante dada la reducida capacidad de atención de los consumidores.

Las imágenes fijas, aunque más atractivas que un simple texto, tampoco pueden competir con los vídeos. Los vídeos ofrecen a los consumidores una visión más global de los productos que no pueden ver ni tocar en persona.

Mayor conversión

El comercio por vídeo también genera mayores tasas de conversión.

Los visitantes de las páginas web son un 64-85 % más propensos a comprar un producto después de ver un vídeo. Además, la friolera del 96 % de gente confía en los vídeos de productos al realizar compras en línea. ¿Por qué? Porque los vídeos ayudan a los consumidores a entender las funciones y ventajas de los productos.

Refuerzo de la imagen corporativa

Por último, el comercio por vídeo permite reforzar la imagen corporativa de la empresa.

Cuando los espectadores pueden ver a los representantes de la empresa manipular y utilizar los productos en el vídeo, aprenden a confiar en la empresa que los vende. La confianza de los consumidores a menudo se traduce en mayores niveles de retención y lealtad. ¡El contacto humano tiene mucho poder!

Las marcas que aprovechan la confianza y fidelización de los clientes siempre tienen más éxito que aquellas que no apuestan por la lealtad de su gente.

Cómo aprovechar el comercio por vídeo en tu empresa

El comercio por vídeo tiene muchas ventajas evidentes. ¿Pero cómo utilizarlo en caso de tu marca? Sigue este proceso de cuatro pasos para aprovecharlo con eficacia.

  1. Entiende a tus espectadores

¿A quién diriges tu mensaje a la hora de realizar comercio por vídeo? ¡Esta información es fundamental para seguir avanzando! ¿Por qué? Porque los espectadores y sus preferencias determinarán el tipo de contenidos que quieres crear.

Un poco más adelante, hablaremos más sobre la creación de contenidos de vídeo. De momento, solo quédate con que no puedes crear contenidos eficaces sin conocer a tu público.

Por lo tanto, tómate el tiempo necesario para estudiarlo y preparar representaciones detalladas de los clientes finales que incluyan datos demográficos como el género, la edad y la ubicación geográfica, así como detalles psicográficos, como objetivos, preocupaciones y retos diarios.

Un entendimiento en profundidad de tus clientes ideales es esencial para lograr el éxito de cualquier esfuerzo de marketing. Es importante que no te saltes este paso al crear tu estrategia de comercio por vídeo.

  1. Invierte en las herramientas adecuadas

¿Conoces las necesidades de tu público? Perfecto, ahora puedes pensar en las herramientas necesarias para reforzar tu estrategia de comercio por vídeo. Existen muchas opciones disponibles. Por ejemplo, podrías utilizar las redes sociales tipo YouTube o Instagram.

La ventaja principal del uso de estos sitios es el enorme alcance que ofrecen. En las redes sociales tienes acceso a miles y miles de posibles clientes. Lo malo es que tienes menos control. Al fin y al cabo, siempre tienes que seguir las condiciones de uso de Instagram e YouTube.

Te ofrecemos otra opción: utiliza una plataforma para seminarios web y eventos virtuales como ClickMeeting.

Nuestro software te permitirá conectarte con miles de personas al mismo tiempo, compartir una variedad de contenidos, desde talleres informativos hasta demostraciones de productos, pasando por la venta de tus productos y servicios gracias a la integración fácil con PayPal.

Con ClickMeeting, podrás también personalizar el diseño gráfico de tus presentaciones virtuales, comunicarte con tu público a través de sondeos y encuestas y el chat incorporado en la aplicacióno guardar las grabaciones de tus vídeos para su uso en el futuro: todo esto no lo puedes hacer con las redes sociales.

Lo mejor de todo es que puedes probar ClickMeeting gratis durante 30 días, sin necesidad de proporcionar los datos de tu tarjeta de crédito.

Otra opción sería utilizar ClickMeeting junto con las redes tipo Instagram o YouTube. Por ejemplo, puedes impartir vídeos en directo con ClickMeeting y aprovechar nuestra función de transmisión en directo a través de redes sociales para compartir tus presentaciones en Facebook o YouTube en paralelo.

Más tarde, puedes aprovechar la grabación del contenido para publicarla en tus perfiles en las redes sociales y crear otros recursos de valor para el comercio por vídeo. ¡Esta estrategia no puede fallar!

  1. Comparte contenidos de máximo valor

A estas alturas, deberías saber a quién quieres llegar con tus esfuerzos y qué herramienta o herramientas  debes utilizar para la comunicación. Ha llegado el momento de crear contenidos excelentes.

El hecho de que organices un seminario web o publiques un vídeo en directo en Instagram que permita a los espectadores comprar ciertos productos no quiere decir que vayan a hacerlo. Deberás crear contenidos de máximo valor para llamar su atención, mantenerles interesados y convencerles de sacar sus tarjetas de crédito.

Estos son algunos consejos para crear mejores vídeos:

  • Anímales a participar: Las mejores campañas de comercio por vídeo destacan por la participación del público. Esto es fácil cuando estás retransmitiendo un vídeo en directo: basta con lanzar preguntas a través de los sondeos, las encuestas y las ventanas del chat. Pero también lo puedes conseguir con contenidos pregrabados. Tómate un momento al inicio del vídeo para comunicar al público que tienen la posibilidad de comprar tus productos y por qué deben hacerlo.

  • Ofrece un valor único: Si quieres que tu público vea tus vídeos, tienen que ser vídeos de calidad. Piensa en el valor que estás ofreciendo a tus espectadores. ¿Estás haciendo una presentación en profundidad de los productos? ¿Tienes mucha influencia social? ¿Te has asegurado de que los vídeos sean graciosos o entretenidos? Piensa en los motivos por los que alguien podría querer ver tu contenido; luego asegúrate de tener una estrategia que responda a esas necesidades.

  • No te compliques: Lo último que quieres es agobiar a tu público. Un cliente agobiado no compra. Intenta no sobrecargar a los espectadores con información sobre miles de productos diferentes en cada vídeo. En la medida de lo posible, céntrate en uno, dos o tres productos a la vez. Así tendrás más éxito.

  • No tengas miedo de experimentar: Por último, no debes tener miedo de ser creativo y de probar cosas nuevas. Por ejemplo, puedes apostar por contar historias para aumentar el interés en tus vídeos. O puedes invitar a otra gente para que participen en la presentación. ¡Las posibilidades son infinitas! Solamente debes decidir lo que funciona mejor para ti y para tu marca, y luego probarlo.

  1. Analiza tus resultados

El último paso consiste en estudiar los resultados y ajustar la estrategia según sea necesario. ¿Pero qué parámetros debes seguir y medir? Te sugerimos los siguientes:

 

  • Número total de visualizaciones: ¿Cuánta gente ha reproducido tu vídeo? Todavía más importante: ¿cuánto tiempo se han quedado viéndolo? Estos datos son fundamentales.

  • Participación activa: ¿Es frecuente la interacción de los espectadores con tu contenido? Aquí se pueden contemplar las respuestas a los sondeos y encuestas, el uso de la ventana de chat, la publicación de comentarios, etc.

  • Cantidad de clics: El objetivo de tu estrategia de comercio por vídeo es generar ventas. Como los espectadores deben hacer clic para realizar la compra, la cantidad de clics es una métrica importantísima. Sigue el porcentaje de los espectadores que hacen clic en los enlaces incluidos en tus vídeos.

  • Tasa de conversión: De toda la gente que hace clic en un enlace, ¿cuántos acaban comprando? Aquí está el quid de la cuestión. Los clics, por muy importantes que sean, no significan mucho si no se traducen en ventas. Supervisa siempre la tasa de conversión.

¿Qué harás con toda esta información? ¡Aprovecharla para mejorar tus vídeos!

Por ejemplo, si una serie de preguntas de una encuesta resulta en una gran mejora de la participación, utiliza una encuesta parecida en tu próximo vídeo. Si los espectadores hacen clic en tus enlaces pero no completan el proceso de compra, estudia el porqué para remediar la situación y generar más ventas.

3 buenas prácticas del comercio por vídeo para un mayor éxito

El proceso de cuatro pasos que hemos presentado te ayudará a aprovechar el comercio por vídeo en tu empresa. Te dejamos también tres buenas prácticas para garantizar el éxito de tu trabajo:

  1. Sé auténtico

A nadie le gusta la falta de sinceridad. A la hora de crear contenidos de comercio por vídeo, sé tú mismo y habla de tus productos y servicios de forma realista. Esto te permitirá establecer una relación con más gente y ganarte su confianza, que luego te aportará beneficios.

Ahora bien, esto no significa que no puedas presentar tu oferta de la mejor manera posible. Lo único es no exagerar ni mentir. Porque eso podría terminar en desastre.

  1. Sé coherente

La coherencia también es importante: en cuanto a los días en los que publiques contenidos, el contenido presentado, la manera de comunicarte con el público, etc. Esto tiene dos beneficios:

  • Tus espectadores saben a lo que atenerse: Tus vídeos no tienen por qué ser exactamente iguales, pero deben tener algún rasgo común. Esto enseñará a tu público lo que deben esperar de tus contenidos y les ayudará a confiar más en tu negocio.

  • Adquirirás más experiencia en el comercio por vídeo: La coherencia te ayudará también a mejorar de forma más rápida tus habilidades de discurso delante de la cámara. Para llegar a dominar algo es necesario practicar. Para ello, publica tus contenidos de comercio por vídeo de manera periódica.

Recuerda que tener coherencia experimentar (de los que ya se ha hablado en la sección «Comparte contenidos de máximo valor») no es contradictorio. Puedes probar cosas nuevas sin perder la esencia característica de tus presentaciones.

  1. Ten en cuenta a los demás

SIEMPRE merece la pena pensar en el público. Si no les interesa el contenido del comercio por vídeo que has estado preparando, haz cambios. Ofrece al público lo que realmente les interese.

Esto es lo que entendemos por «tener en cuenta a los demás». Si solo piensas en ti mismo al grabar los vídeos (el contenido que quieres crear, los beneficios que recibirás al publicarlo, etc.), tus esfuerzos no habrán servido para nada. Pon al público en primer lugar.

En resumen

El futuro es el comercio por vídeo. Si adoptas este enfoque desde ya, te aprovecharás de la primera oleada de éxito antes de que sea algo totalmente extendido.

Pero primero debes desarrollar una estrategia adecuada para que el comercio por vídeo aporte beneficios a tu negocio. Con este artículo, ¡ya sabes cómo hacerlo! Basta con seguir los cuatro pasos mencionados y entender a tu público, invertir en las herramientas adecuadas, compartir contenidos de máximo valor y analizar los resultados.

Hablando de herramientas adecuadas, no te olvides de ClickMeeting. Nuestra solución es la mejor plataforma para el comercio por vídeo que te ayudará a llamar la atención de los espectadores y vender más productos. Regístrate para conseguir un periodo de prueba de ClickMeeting de 30 días gratis hoy mismo y probar el software por tu cuenta.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Autor Jacob Thomas

Content writer @ ClickMeeting

Time to move your events online. Do it with ClickMeeting

TRY IT FREE
G2Crowd

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.